CUBA: 125 OPOSITORES CONDENADOS

Cuban Prisoners Defenders Bars 400

Informe de Cuban Prisoners Defenders, 1 de septiembre de 2019:

PRISONERS DEFENDERS ACTUALIZA SU LISTA DE PRESOS POLÍTICOS…

CUBA: 125 OPOSITORES CONDENADOS

  • La lista de 1 septiembre de 2019 de Cuban Prisoners Defenders arroja 125 condenados políticos por oposición al régimen.
  • 15 opositores de la lista ya han sido nombrados Prisioneros de Conciencia por Amnistía Internacional, 5 de ellos en el pasado mes de agosto.
  • Más de 10.000 cubanos, no afiliados a organizaciones opositoras, están actualmente condenados por acusaciones “pre-delictivas”, sin delito asociado, por su desafecto y estado crítico con el sistema.

1. Presos políticos reconocidos en oposición al régimen castrista: 1 de agosto de 2019

Reconocemos en CPD, a 1 de septiembre de 2019, a 125 condenados políticos por oposición al régimen, además de otras 10 mil condenas contra civiles no pertenecientes a organizaciones opositoras por cargos denominados en el Código Penal como “pre-delictivos”, que tratamos en el apartado 2 de esta nota de prensa.

Los 125 condenados entre organizaciones opositoras se dividen en Convictos de Conciencia, Condenados de Conciencia y Presos Políticos de otras categorías. La clasificación de éstos es la siguiente:

  • 71 Convictos de Conciencia, que son presos privados de libertad únicamente por motivos de conciencia, con acusaciones bien completa y probadamente falsas y fabricadas, o bien de índole no delictiva y absolutamente de pensamiento. 5 de ellos han sido nombrados Prisioneros de Conciencia por Amnistía Internacional el día 27 de agosto, indicando esta organización que tan sólo han emitido opinión sobre una muestra de los 71 Convictos de Conciencia de Prisoners Defenders, pero dando crédito a que el resto podrían igualmente serlo dado el resultado de la muestra. Los cinco son Josiel Guía Piloto (PRC), Mitsael Díaz Paseiro (FNRC-OZT), Silverio Portal Contreras (ligado anteriormente a diversas organizaciones pero ahora independiente), Edilberto Ronal Arzuaga Alcalá (UNPACU) y Eliécer Bandera Barreras (UNPACU). Este pasado mes de agosto el régimen ha encarcelado, revocando su situación extracarcelaria, a Cristian Pérez Carmenate. A Roberto de Jesús Quiñones Haces, abogado, periodista independiente y poeta, Premio Patmos a la Libertad Religiosa en Cuba, el Tribunal Provincial de Guantánamo le ratificó una sentencia de privación de libertad de un año en la modalidad de trabajo correccional con internamiento por solidarizarse con un matrimonio de pastores evangélicos enviados a prisión por educar a sus hijos sobre las materias de ciencias, idiomas e humanidades en su casa, lejos de la manipulación de las escuelas de adoctrinamiento castrista. El régimen le ha notificado que el próximo 12 de septiembre debe presentarse en la prisión para comenzar a cumplir la condena impuesta. Solicitamos que se realicen las gestiones diplomáticas desde el exterior para que este pacífico defensor de la prensa libre y los derechos humanos no tenga que ingresar en prisión. Ismael Boris Reñi ha sido enjuiciado y condenado por falsos delitos de Desacato a dos años de prisión el 29 de de agosto.

Entre los convictos de conciencia se encuentran 4 reos para los que la Comisión Inter-Americana de Derechos Humanos ha otorgado Medidas Cautelares de Protección Internacional: Iván Amaro Hidalgo, Josiel Guía Piloto, Jesús Alfredo Pérez Rivas y Edilberto Ronal Arzuaga Alcalá. Otros 2 Convictos de Conciencia y una Condenada de Conciencia están siendo monitorizados y defendidos por el Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de las Naciones Unidas. Son Iván Amaro Hidalgo, Josiel Guía Piloto, y la Condenada de Conciencia que pasó más de un año en prisión y ahora se encuentra en régimen domiciliar bajo amenazas, Marbel Mendoza Reyes.

  • 24 Condenados de Conciencia, que son condenados que sufren trabajos forzados domiciliares, medidas de limitación de libertad o libertad condicional bajo amenazas, y que el régimen, además, acostumbra a revocar y volver a insertar en prisión si el activista no cesa en su actividad pro-democrática. Tal es el caso de la revocación y privación de libertad de Cristian Pérez Carmenate. Reiteramos las amenazas que su sufren estos condenados, motivo por el que es sorprendentemente habitual que vuelvan a entrar en prisión tras obtener las medidas extracercelarias, salvo que se sometan al dictado político y de conciencia de las autoridades. María Caridad (Karina) Gálvez Chiu ha salido de esta lista de Condenados de Conciencia y se encuentra en Uruguay, al forzar las autoridades que saliera de la isla ante la situación de condena y represalia constante, pasando a ser otra Expatriación Forzosa con éxito para el régimen, cuyo objetivo es disminuir la lista de condenados y convictos forzando a la expulsión de críticos del país, sin que la comunidad internacional haya denunciado públicamente aun estas prácticas de expulsión oficial por motivos de conciencia.

José Daniel Ferrer, prisionero de conciencia de Amnistía Internacional, como otros de este grupo de condenados de conciencia, son detenidos habitualmente, allanadas sus viviendas, y todas estas situaciones se dan sin presentar cargo alguno o acusación, de forma por tanto ilegal y arbitraria. El 27 de agosto José Daniel Ferrer sufrió otro violento episodio de allanamiento, robo de sus pertenencias familiares y detención violenta con armas de fuego que no dudaron en poner en su sien, por enésima vez en este 2019, siendo el hecho condenado por Amnistía Internacional y otros actores de la defensa de los derechos humanos. La UNPACU ha sufrido este año 2019 decenas de allanamientos de morada, donde las “autoridades” roban desde equipos informáticos y libros, hasta comida, cubiertos, sillas, mesas y todo tipo de enseres personales de los allanados.

  • 30 presos políticos adicionales, no encuadrables en las anteriores categorías, en los que no ha habido liberaciones ni indultos prematuros, y entre los que están las condenas más altas y los presos con mayores períodos de cumplimiento en las cárceles del régimen de Cuba.
LA LISTA COMPLETA PUEDE OBTENERSE EN ESTE ENLACE:
https://drive.google.com/open?id=1AWEuAAmCMrICvcbNkcc5bZmwIGIRRwNZ

2. 10 mil presos de conciencia por condenas denominadas en el Código Penal como “pre-delictivas”.

Prisoners Defenders reconoce también 10 mil personas que se encuentran Convictas o Condenadas de Conciencia por las Medidas de Seguridad Pre-Delictivas, con penas de 1 hasta 4 años. Esta cifra se obtenido por interpolación de dos métodos. Por un lado han sido censadas dos prisiones y establecido el porcentaje de estas condenas, y por otro lado se ha confirmado la información con una fuente interna del máximo nivel del régimen.

Dichas medidas, de hasta 4 años de cárcel, se aplican por medio de un articulado del Código Penal que es infame y violatorio de los más básicos principios de justicia adoptados por toda la Comunidad Internacional y explicitados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Estos artículos son:

“ARTICULO 72. Se considera estado peligroso a la especial proclividad en que se halla una persona para cometer delitos, demostrada por la conducta que observa en contradicción manifiesta con las normas de la moral socialista.

ARTICULO 76. 1. Las medidas de seguridad pueden decretarse para prevenir la comisión de delitos o con motivo de la comisión de éstos. En el primer caso se denominan medidas de seguridad predelictivas, y en el segundo, medidas de seguridad postdelictivas.

ARTICULO 78. Al declarado en estado peligroso en el correspondiente proceso, se le puede imponer la medida de seguridad predelictiva

ARTICULO 80. 1. Las medidas reeducativas son: a) internamiento en un establecimiento especializado de trabajo o de estudio [prisión]; b) entrega a un colectivo de trabajo, para el control y la orientación de la conducta del sujeto en estado peligroso. 2. Las medidas reeducativas se aplican a los individuos antisociales. 3. El término de estas medidas es de un año como mínimo y de cuatro como máximo.”

La legitimación para la aplicación de los preceptos anteriores viene determinada de forma arbitraria según el criterio de los jueces y sin proceso penal ordinario con derecho a la defensa, de forma sumaria, según lo dispuesto en la Ley de Procedimiento Penal de Cuba, en su Artículo 404 y en su artículo 415, donde expresamente indica el proceso sumario:

’ARTICULO 404. Compete a los Tribunales Municipales Populares el conocimiento de los Índices de peligrosidad pre-delictiva y la imposición de las medidas de seguridad que en cada caso establece la Ley Penal sustantiva.’’

“ARTICULO 415. La declaración del índice de peligrosidad predelictiva de conducta antisocial, se decide sumariamente…”

3. Expatriaciones Forzosas

Además del uso MASIVO de las condenas pre-delictivas para controlar a la población desafecta y crítica, el régimen sigue estando muy activo en las amenazas contra pacíficos activistas de derechos humanos con la imposición de que “se vayan de por vida” de la isla. Organizaciones como UNPACU y Damas de Blanco están reportando que sistemáticamente sus activistas son detenidos bajo amenaza y se les conmina a la necesidad de salir de la isla expatriados de por vida.

4. ¿Respuesta de la Comunidad Internacional?

Todo lo descrito son hechos que la diplomacia internacional, y la europea, asumen como veraces y en muchos casos absolutamente ciertos y probados. Son la descripción de hechos constitutivos de crímenes de lesa humanidad, además de ser actuaciones estatales vergonzantes e ignominiosas. Igualmente, el mundo diplomático democrático conoce a la perfección, y asumen, las pruebas irrefutables de que el gobierno de Cuba ha sido el artífice de la represión y la violación de los derechos humanos en Venezuela y Nicaragua.

El gobierno de Cuba no sólo atropella a la disidencia, sino que los diplomáticos presentes en la isla conocen a la perfección que los ciudadanos de a pie sufren día a día violaciones de todo tipo de sus derechos de forma sistémica, también por abuso policial indiscriminado. Aunque no sería necesario puesto que la realidad es abrumadora hace 60 años, baste como pequeña muestra de esto último las imágenes publicadas por Cubanet el día 31 de agosto de este presente año en los Carnavales de La Habana de 2019, donde en un vídeo se ve la violencia policial sin límites contra un ciudadano (https://www.youtube.com/watch?v=1wVDbrSlYEQ) o donde son capaces de hasta de atacar a ciudadanos en fiestas con perros de presa (https://www.youtube.com/watch?v=r4GMSuS60kQ).

Otra realidad que conocen los diplomáticos del mundo entero (y si no, bastaría con que leyeran el proceso admitido en la Fiscalía la Corte Penal Internacional contra Cuba referenciado en este enlace) es que a al personal médico cubano que hace misión en el exterior por cuenta de Cuba, 50.000 al año, su gobierno les retiene del 75% al 91% de su salario, no les deja estar con su familia por 3 largos años, les retiene los pasaportes para que no huyan, y les prohíbe tener sus credenciales académicas para impedir otras posibilidades laborales, les somete a cárcel durante 8 años como indica explícitamente el artículo 135 de su Código Penal (o se les prohíbe volver a entrar en Cuba ese período) si no cumplen el período completo de trabajo, o si no vuelven a Cuba cuando se les ordena, entre otros cientos de aberrantes restricciones que convierten dichas misiones en estados de esclavitud. De esto ya se han hecho eco Le Monde, Le Point, New York Times, BBC o el diario español ABC, entre cientos de medios del mundo entero. Es un escándalo en marcha que nadie defiende ya, salvo Cuba, Rusia, China y Venezuela, entre otros países “democráticos”. Y ya se sabe que esto sucede con todos los profesionales de Cuba que salen a trabajar al extranjero, porque la esclavitud de sus profesionales representa 8 mil millones de dólares de facturación frente a 3 mil millones de dólares del turismo, como se puede comprobar en los datos oficiales, incluso de Cuba.

Los abusos de Cuba, lejos de representar a la izquierda, representan al fascismo de Hitler, al Estalinismo, a Franco, Pinochet o Mussolini. Con una diferencia, Cuba ha sido una monarquía absolutista más longeva que aquellas.

Todo ello, una interminable y abrumadora lista de violaciones execrables de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad, no obstante, no impide a la Unión Europea seguir haciendo negocios con Cuba en coyuntura con la presencia de una dictadura represiva y en absoluta falta de libertad, y controlar a la Comisión Europea el repudio de sus actos sin, al mismo tiempo, hacer nada por poner freno al abuso realizado por sus empresas de la explotación de los trabajadores cubanos, cuyo salario de las empresas europeas no es remunerado a éstos, sino al Estado, reteniendo éste porcentajes que en no pocos casos superan el 90%. Las empresas europeas están, de facto, pagando al “negrero” por el trabajo que los esclavos realizan en condiciones de desprotección laboral completa, invirtiendo en un país sin libertad alguna, conviviendo con crímenes de lesa humanidad y represión atroz, mientras se hacen negocios en dicho país con ánimo de lucro desde hace décadas y, en los últimos años, sin repudiar pública y enérgicamente este estado de situación.

Lo más grave no es el hecho de realizar o no negocios, pues siempre puede haber argumentos a favor o en contra, sino que estos intereses silencian y atan a los diplomáticos en su actuar a favor de los derechos humanos, y que dichos negocios se realizan sin marcar exigencias en la forma y manera en las que éstos se dan con respecto a los derechos de los ciudadanos. Los intereses económicos así creados conminan a los diplomáticos a tener que realizar un trabajo lleno de prebendas, miedos, y cortapisas, que no les permiten exigir, claramente, que no se cometan crímenes de lesa humanidad en Cuba.

Prisoners Defenders, siendo una ONG europea, siente auténtica vergüenza de dónde quedan los derechos humanos frente a los intereses económicos en Cuba para instituciones y empresas de la Unión Europea. En el Parlamento, no obstante, encontramos iniciativas por los derechos humanos que sí son mencionables, pero que no se institucionalizan al nivel de la Comisión. Es urgente que la Unión Europea estudie en profundidad la temática, una comisión interna estudie el estado de los Derechos Humanos en Cuba, y la Comisión se pronuncie con el resultado de los análisis, de forma enérgica y clara.

Cabe mencionar, por ejemplo, al grupo Meliá, español, con 35 hoteles en Cuba de sus marcas Paradisus, Meliá, Sol y Tryp, en los que paga al gobierno de Cuba salarios que saben perfectamente no reciben finalmente sus empleados nativos, exentos de derechos laborables mínimos según la legislación cubana, convirtiendo a España en el mayor país explotador de esta situación, donde beneficios económicos hacen que se pisoteen los derechos laborales, y donde sus diplomáticos tienen, por dichos motivos económicos, las manos atadas para condenar públicamente las violaciones de derechos humanos de Cuba. No tenemos constancia de una sola condena pública realizada por el actual Gobierno de España a las violaciones descritas, probadas por Amnistía Internacional y otras muchas instituciones, y va siendo hora de que España, con un gobierno de izquierdas ya desde hace un año, defienda los derechos laborales de los ciudadanos cubanos que son pisoteados por una dictadura de corte fascista y monárquica y exija a sus empresas una mínima actuación ética laboral. Las empresas españolas presentes en la isla debieran tener la exigencia del gobierno español para operar con unos mínimos requisitos que respeten los derechos laborables y una mínima decencia humana. En un momento en el que la debilidad económica del régimen podría permitir espacios de exigencia, esto no sucede en modo alguno ni se hace pública cualquier iniciativa para “no molestar al gobierno de la isla”. “Así es imposible defender los derechos humanos en Cuba”, nos expresaba un alto cargo diplomático español recientemente.

Estados Unidos, OEA y la gran mayoría de países democráticos de América Latina

En cuanto a los Estados Unidos y otros gobiernos del continente americano, conviene reseñar que han evolucionado desde el diagnóstico de una Cuba represiva y atroz, pero exenta de peligrosidad para la estabilidad y paz mundiales, a un diagnóstico que sitúa a Cuba como el principal causante e instigador de las más horrendas violaciones de derechos humanos en el continente americano (en Venezuela y Nicaragua, entre otros), y el actor clave en la desestabilización de las democracias en América Latina (con injerencias graves entre otros muchos como Brasil, Argentina, Bolivia, Ecuador, Aruba, Curazao… y en todo el continente).

Apreciamos el cambio de diagnóstico como altamente acertado y animamos a los gobiernos democráticos de América Latina, a Estados Unidos y a la Organización de Estados Americanos a no cejar en la labor de denuncia y acorralamiento diplomático de un régimen que es un peligro para la paz mundial, hasta tanto que dicho régimen deje de promover violaciones de derechos humanos y la desestabilización democrática de países enteros, poniendo en peligro la paz mundial.

5. Análisis sobre la duración y naturaleza de las condenas

En cuanto a la duración de las condenas vigentes a 1 de septiembre de 2019, vemos como la media de condenas en los Convictos de Conciencia se sitúa en los 3 años y 8 meses, al igual que el mes anterior, siendo la desviación estándar de la serie de condenas de 1 año y 9 meses.

El más leve activismo de conciencia en Cuba se está pagando, de media y usualmente, con condenas de 3 años y 8 meses de privación de libertad:

En cuanto a los presos políticos que no pueden ser considerados de conciencia(tercer apartado de la lista de Prisoners Defenders) únicamente por haber concurrido otras circunstancias en sus actos (la condena puramente política causante se solapó oportunamente con otra acusación de tipo común, usualmente de baja entidad penal), 30 casos, las penas se distribuyen de una manera más radical, siendo la más usual la cadena perpetua:

Más del 73% de las condenas por motivos políticos de este grupo de 30 presos, en las que ha habido como agravante algún delito en los acontecimientos de oposición al sistema y que no pueden encuadrarse exclusivamente por tanto en el marco de “conciencia”, tienen penas superiores a los 20 años.

Conocedora de la aplicación de estas terribles condenas, es por ello que la única oposición en Cuba es pacífica y verbal. No existe posibilidad de obtener condenas inferiores a 20 años cuando el activista comete el error de realizar cualquier acto contrario al código penal en un delito considerado común, y por ello es que la oposición se encuadra de forma casi completa en un accionar pacífico y de conciencia.

Aun así, junto con Amnistía Internacional, Prisoners Defenders ha demostrado que el gobierno cubano imputa delitos comunes probadamente falsos a los activistas pacíficos de derechos humanos.

Por ello, PD está consiguiendo que las organizaciones de derechos humanos validen como casos de conciencia penas en las que el régimen atribuye falsamente actitudes violentas a destacados miembros de las organizaciones opositoras pacíficas, puesto que las causas, una vez analizadas, son inverosímiles y jurídicamente insostenibles.

6. Organizaciones pacíficas más representativas

En cuanto a las organizaciones a las que pertenecen los activistas que son convictos y/o condenados de conciencia el grupo más prominente es la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), con 50 activistas de conciencia, convictos o condenados, un 53% del total censado en Cuba por CPD, cifra porcentual que es superior al mes pasado para esta organización y que sigue creciendo sin que parezca tener techo: [1]

SOBRE CUBAN PRISONERS DEFENDERS

Cuban Prisoners Defenders es un grupo independiente de análisis, estudio y acción, que cuenta con la colaboración de todos los grupos disidentes de la isla y los familiares de los presos políticos para recabar información y promocionar la libertad de todos los presos políticos, así como mantener las listas actualizadas semanalmente de Convictos de Conciencia, Condenados de Conciencia, Presos Políticos y Casos Más Longevos en prisión. Cuban Prisoners Defenders forma parte de Prisoners Defenders International Network, Asociación registrada legalmente con base en Madrid, España, y cuya dirección de Internet es www.prisonersdefenders.org.

El grupo de Cuba lo coordinan Iván Hernández Carrillo (ASIC), Adolfo Fernández Sainz (FNCA) y Javier Larrondo (UNPACU), sin que estas organizaciones a las que pertenecen controlen o tutelen el mismo en grado alguno, permitiendo un trabajo dedicado a todos los presos políticos sin distinciones y por igual. En la oficina de Madrid, los informes jurídicos cuentan con la aportación de otro de los fundadores de Prisoners Defenders, el abogado penalista internacional D. Sebastián Rivero, quien, entre otras experiencias, ha sido jurista colaborador del Embajador Permanente de España en las Naciones Unidas. La organización, además cuenta con patronos diversos y de todas las ideologías, entre otros varios diputados del Congreso de los Diputados de España de diversos partidos, así como D. Blas Jesús Imbroda, Expresidente del Colegio de Abogados Penal Internacional (2017-2019) y Decano del Colegio de Abogados de Melilla.

Los trabajos de Cuban Prisoners Defenders son adoptados por numerosas instituciones y son enviados, entre otros, a FNCA, ASIC, UNPACU, Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Comisión Inter-Americana de Derechos Humanos, Organización de Estados Americanos, Parlamento Europeo, Congreso y Senado de los Estados Unidos, Ministerio de Asuntos Exteriores de España, Fundación Transición Española, International Institute on Race, Equality and Human Rights, FANTU, Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, Colegio de Pedagogos Independiente de Cuba y Movimiento Ciudadano Reflexión y Reconciliación, entre muchas otras instituciones y organismos.

SOLICITUD DE INFORMES: Las entidades que deseen recibir los trabajos de Cuban Prisoners Defenders (listado de presos políticos y de conciencia, estudios jurídicos de los presos políticos, estudios jurídico-legales sobre Cuba, estudios sobre la represión y cárceles en Cuba, etc) y que aún no los reciban regularmente, pueden ponerse en contacto con Prisoners Defenders en info@prisonersdefenders.org o por teléfono/whatsapp en el +34 647564741. Nuestra página web es www.prisonersdefenders.org. Nuestro Twitter oficial, además, es @CubanDefenders.


[1] Sobre el total de los Convictos de Conciencia y los Condenados de Conciencia censados. Es decir, 95 = 71 + 24

Share:

Author: Prisoners Defenders

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *