Médico y profesional cubano/a: podemos actuar ante la “Ley de los 8 años” para recuperar nuestros derechos

Si actuamos unidos, podemos ayudarle, y usted puede ayudar a sus compañeros en misión, o ayudar a aquellos que han dejado la misión y que no ven a sus familias por años, que son actualmente más de 5.000 médicos cubanos. Cumplimente el formulario a continuación si quiere buscar la forma de ayudar o si quiere que le ayudemos.

En una reciente resolución de las Naciones Unidas en respuesta a una denuncia colectiva de Prisoners Defenders, en la que sólo unas decenas de médicos testificaron -de forma protegida al máximo nivel- sin que su nombre sea público o conocido, la ONU ha condenado:

NACIONES UNIDAS, sobre las misiones de trabajo en el exterior de Cuba (6 de noviembre, 2019):

Las condiciones de trabajo reportadas [de las misiones médicas cubanas] podrían elevarse a trabajo forzoso, según los indicadores de trabajo forzoso establecidos por la Organización Internacional de Trabajo. El trabajo forzoso constituye una forma contemporánea de esclavitud“…“el salario entregado a los trabajadores médicos no permitiría vivir dignamente”… “Los médicos trabajarían 48 horas por semana más 16 adicionales de guardia, lo cual aumenta a un total de 64 horas semanales” (un 160% del máximo de la OIT) … “La libertad de movimiento de los trabajadores cubanos en el país de destino estaría restringida y bajo vigilancia por funcionarios del Gobierno” … “Muchos profesionales reportaron recibir amenazas regulares por parte de funcionarios estatales de Cuba en los países de destino y mujeres médicas han sufrido acoso sexual” … etc…

Naciones Unidas:
– Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de la esclavitud
– Relatora Especial sobre la trata de personas
Ver la resolución de 6 de noviembre de 2019 AQUÍ.


Sabemos que si 500 de nosotros nos unimos ante el mundo, nadie podrá parar que logremos el final de la Ley de los 8 años, salarios justos, viajes con nuestros familiares, el retorno a Cuba o las vacaciones en cualquier lugar del mundo, y la posibilidad de la “liberación” de la profesión en el momento que así lo decidamos. Es la fuerza del pueblo, es la fuerza de los oprimidos, la fuerza de la unión. Siempre ha sido así. Así se han logrado cada una de las revoluciones que el ser humano ha necesitado. Ahora necesitamos una revolución, dentro de lo que se ha tornado, por 60 años, en INvolución. Una revolución silenciosa, de categoría, pacífica, solidaria: ¡únete y seamos 500!

Si es médico o está o ha estado en misión, por favor cumplimente el formulario. Le llamaremos desde Prisoners Defenders España para contarle cómo puede aportar su granito de arena para ayudarse y ayudar a todos. De forma anónima, sin correr el riesgo del verdugo que tanto pesa en un cubano. Sin miedo a perder nada. Con todo que ganar.

Y si además quiere defendamos su caso particular ante las Naciones Unidas, díganoslo cuando le contactemos, pues podemos ayudarle para defender su caso o el de quien lo necesite. Hay muchas personas sufriendo el appartheid de su familia. Cuba no tiene derecho internacional a negar la entrada a un ciudadano cubano a su territorio, máxime cuando tiene familia en la isla, ni muchas otras barbaridades que ya Ud. bien conoce. No sólo es inhumano, por fortuna es ilegal. Demostremos que pasa, y para eso valen mucho las razones, y eso ya nos acompaña, pero también cuántos son los que lo dicen, se quejan y lo sufren. Únete y ganaremos todos la batalla de nuestros derechos humanos.

Contáctenos para que le informemos:

FORMULARIO MISIONES MÉDICAS DE CUBA